26 de febrero de 2015

El apaciguamiento de Occidente


¿Cual es hoy la actitud de los países occidentales hacia Irán? 

Irán y las grandes potencias alcanzaron un acuerdo sobre negociación nuclear en Ginebra. El acuerdo alcanzado entre el G5+1 (Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido, Alemania y China) e Irán pretende ser un hecho histórico de la actual diplomacia y promete paralizar definitivamente el desarrollo del programa nuclear iraní en la próxima década.
Hoy, Irán no ha otorgado ninguna señal que permita despejar las dudas sobre si su programa atómico tiene un objetivo nuclear militar, según un informe publicado en Viena por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA): “El Organismo no está en posición de dar garantías creíbles sobre la ausencia de material y actividades nucleares no declaradas y, por tanto, de concluir que todo el material nuclear en Irán es para actividades pacíficas”.

Luego de este enorme logro diplomático de Irán, sin dudas el más grande de los últimos tiempos, las potencias mundiales han premiado a Irán levantándole los embargos económicos y dándole el precioso tiempo para continuar en su carrera armamentista.

El reconocido jurista y Profesor de la Universidad de Harvard, Alan Dershowitz, llegó a la conclusión que el presidente de los EE.UU. Barack Obama puede convertirse por su conducta apaciguadora hacia Irán en el nuevo Neville Chamberlain, el último primer ministro británico cuyos esfuerzos para apaciguar a la Alemania nazi precipitaron la Segunda Guerra Mundial.

En un trágico ataque de “sincericidio”, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reiteró que Israel y sus aliados del Golfo “tienen buenas razones para ser escépticos sobre las intenciones de Irán”.

Occidente cierra así sus ojos frente al poder destructivo del régimen clerical de Irán por medio de una política de apaciguamiento que está llevando al mundo a un seguro desastre mundial por medio de grandes concesiones a este régimen en las actuales negociaciones nucleares.

Irán se ha convertido en un fenómeno que desde la revolución islámica (1978-1979) Occidente aún no termina de entender.

El timorato mundo occidental y sus inservibles organismos internaciones continúan perdidos en el intrincado laberinto del apaciguamiento, no son capaces de percibir que únicamente la disuasión puede poner en vereda al Islam Nuclear, siguen insistiendo en antiguos errores y por ahora no supieron aprender de las dolorosas lecciones de la Historia.

El futuro de la humanidad

Estamos ya ante un verdadero y amenazante peligro de alcance planetario, ante una autentica usina de malas intenciones y de negros presagios para el futuro de toda la humanidad.

Si dentro de pocos años estalla un artefacto nuclear en Nueva York, en Madrid, en Paris o en Buenos Aires, será como consecuencia del acuerdo firmado hoy por Barack Obama y los países occidentales.

¿Quién nos asegura que si Irán tiene hoy su bomba atómica no la usara ya mismo?

¿Quién nos asegura que si Irán tiene hoy su bomba atómica no la transferirá también al Isis, a Al Kaeda, a Hamas o a la Hezbollah?

¿Quienes estarán dispuestos a detenerlo antes de que sea demasiado tarde?

¿El mundo civilizado estará haciendo uso de su natural derecho a sobrevivir?


Dr. Guido Maisuls 

21 de febrero de 2015

¿Qué ha cambiado en Irán?


Observando la realidad política argentina en los medios periodísticos de mi país, he estado escuchando insistentemente a diversos comentaristas mediáticos sobre los supuestos cambios favorables que han ocurrido últimamente en la República Islámica de Irán y sobre todo el acentuado optimismo sobre un posible acuerdo nuclear entre el “nuevo” régimen teocrático con las potencias occidentales.
Por todo esto, hoy quiero contarles mis impresiones personales sobre Irán, un país con un régimen sancionado por la ONU, la Unión Europea, los Estados Unidos y otros países a causa de su programa nuclear sospechado de ser utilizado con fines militares.
El 14 de junio de 2014 el candidato reformista Hasán Rohani se convertía en presidente de Irán sorpresivamente tras ganar las elecciones por más del 50 por ciento de los votos y este promocionado triunfo produjo vientos de esperanza tanto dentro como fuera de Irán. 
Yo escribía hace algún tiempo: Histórico diálogo entre los presidentes de EE.UU. e Irán, si señoras y señores, Obama y Rohani hablaron por teléfono en su primer contacto entre los líderes de las dos naciones desde la revolución de los ayatollahs de 1979. 
El acercamiento entre Estados Unidos e Irán es ya una realidad, lo anunció Obama con solemnidad desde la sala de prensa de la Casa Blanca y lo confirmó el líder iraní por un cable de la agencia estatal de noticias de Teherán. En un rapto de optimismo luego de hablar con Rouhani pues Obama cree que Washington y Teherán podrán alcanzar una solución integral sobre el programa nuclear iraní. 
En una explosión de este lapsus ilusorio ya estaríamos en condiciones de anunciar que Obama justificará plenamente su premio Nobel de la Paz y Rohani se consolidará supuestamente como el líder más aperturista y pacifista de Irán.
Si se firma un acuerdo entre Teherán y el Grupo 5+1 (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Rusia y China, más Alemania) Obama cree que será uno de los logros diplomáticos más importante de su gestión.
La aparición del Estado Islámico (EI) estableciendo un califato entre Siria e Irak con la sharia (ley islámica) como estandarte,  ha obligado Obama a cambiar sus planes en el Medio Oriente, luego de haberse retirado de Irak en 2011.
En estos días el líder supremo iraní, Alí Khamenei, respondió al presidente de Estados Unidos, Barack Obama a causa de una carta recibida y en la que Obama le pedía colaboración en la lucha contra los terroristas del ISIS cuando Irán selle el acuerdo nuclear que negocia con el G5+1 (China, Rusia, EEUU, Alemania, Francia y el Reino Unido). La respuesta no se hizo esperar y entrelineas le dio a entender que no se comprometía a combatir al grupo yihadista Estado Islámico (ISIS) una vez alcanzado el acuerdo nuclear a partir del próximo 1 de julio de 2015.
Mientras tanto muchos miles de manifestantes conmemoraron en la plaza Azadi de Teherán el 36° aniversario de la victoria de la Revolución Islámica que produjo la caída del último sha de Persia, Mohamed Reza Pahlevi. Llevaban imágenes del actual líder Supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei y de su predecesor, el ayatolá Ruhollah Jomeini. Sin sorpresas, en las pancartas se leían mensajes como “Muerte a EE.UU”, “Muerte a Israel” y “Muerte a EE.UU. Muerte a Israel. Alá es grande”.
El iraní Ahmed Sabatgold (nexo entre Hugo Chávez y Mahmoud Ahmadinejad cuando este último visitó Venezuela) fue protagonista destacado en la República Oriental del Uruguay. A principios de este año, los bomberos evacuaron las oficinas de la embajada de Israel en Montevideo al encontrarse un paquete sospechoso en las inmediaciones que resultó ser un explosivo con su respectivo detonante. Cuando las autoridades uruguayas sospecharon por las pruebas que le presentó la embajada de Israel, el escurridizo Ahmed Sabatgold ya se había fugado de Montevideo con rumbo desconocido. 
La Justicia Argentina ha acusado formalmente a Irán y a la milicia chiíta Hezbollah y ha solicitado la captura de Ahmad Vahidi, junto con otros cuatro jerarcas iraníes a quienes se acusa de decidir, planificar y organizar el atentado de AMIA, el 18 de julio de 1994 cuando un suicida de Hezbollah ejecutó la trágica catástrofe.
El gobierno de Irán rechazó sistemáticamente estas acusaciones y las evidencias siguen responsabilizando al Gobierno de Irán por el ataque, pero la causa judicial está prácticamente estancada, sin detenidos ni acusados…. dieciocho años después….
En el plano interno, el régimen iraní durante los 36 años que lleva en el poder ha ejecutado a unos 120.000 iraníes incluyendo a mujeres por relaciones sexuales fuera del matrimonio y a diversos opositores al régimen islámico.
 Irán es uno de los pocos países donde los actos homosexuales son castigados con la pena de muerte. Más de 4.000 gays y lesbianas han sido ejecutados en Irán desde el comienzo de la revolución islámica de 1979 y en los últimos 12 meses murieron en la horca nada menos que 800 personas por la misma acusación.
Y mientras tanto continúa con su consecuente política negacionista frente al holocausto judío durante el  nazismo esta vez haciendo una segunda competencia de caricaturas que nieguen el Holocausto que serán exhibidos en el Museo Palestino de Arte Contemporáneo de Teherán.
Entonces, ¿Qué ha cambiado en Irán?, 
En Irán no ha cambiado absolutamente nada, solo existe en algunos incautos una insólita necesidad de creer en espejismos donde ciertos objetos lejanos aparecen reflejados en una estúpida fantasía sin ningún asidero en la realidad.

Dr. Guido Maisuls
www.identidades.com.ar

13 de febrero de 2015

Un asado en Israel


A las pocas semanas de hacer Aliah a nuestra Tierra de Israel y por causa de las frecuentes y familiares charlas con los habitantes de Kiriat Bialik de origen argentino y uruguayo, nos enteramos de que aquí se practicaba esa vieja costumbre sudamericana de hacer asados en lugares naturales, bajo la sombra de frondosos árboles, que protegían del ardiente sol del medio oriente.

Una esplendorosa mañana de octubre del 2002, nos encontró a nosotros, una típica familia de argentinos recién llegados al país en un lugar que denominaban: el campito. Ubicado en los límites de la ciudad con los sembrados campos kibutzianos, bajo enormes y verdes eucaliptos, se repetía el popular rito del asadito a las brazas.

Nos encontramos con numerosos grupos familiares y de amigos, distribuidos en mesas y bancos ubicados ordenadamente en este extenso predio y en cada lugar se elevaban al cielo sugestivas columnas de humo provenientes del carbón encendido en parrillas portátiles, ubicadas al costado o sobre las mismas mesadas. 

Lo curioso era que muchos hacían el asado a la llama del fuego y no a las brasas como acostumbrábamos nosotros y entonces tuvimos el gusto de conocer el desconocido bazar a la esh o carne al fuego, un manjar hecho en menos de 30 minutos, carbonizado por fuera y rojo sangriento por dentro.

En muchas mesas se escuchaba el idioma ruso y se acompañaba las carnes asadas al brochette saboreado con abundante vodka, en otros se sentían conversaciones en hebreo mientras comían albóndigas de carne asadas o kababim, brochetas de carne o shishlik y alitas de pollo con hummus y tjina regados con vinos del Golán o del Carmel.

Y no faltaban por supuesto, los grupos latinos que parloteaban un musical español con acentos porteños, tucumanos, cordobeses y uruguayos pero sobre todo dedicados pasionalmente a nuestras tradicionales tiras de asado, a nuestros inolvidables choripanes, a la archiconocida ensalada mixta y a la infaltable Coca Cola קוקה קולה israeli.

Pasaron lo años pero puedo asegurarte que aun hoy, continúo saboreando ese asado en Israel.


Guido Maisuls
Escritor y periodista.

6 de febrero de 2015

El aterrador infierno del hombre



Los atroces monstruos  incendiarios



Es vox populi, que la piromanía es una enfermedad psicológica que induce una gran pasión en el pirómano por el fuego. El pirómano no debe ser confundido con el incendiario que es aquella persona que actúa intencionalmente con ánimo de lucro o simplemente de hacer daño.

La Biblioteca de Alejandría, construida durante el siglo III de la era común y la más prestigiosa de estas antiguas épocas, llegó a tener más de 700.000 valiosos manuscritos. Fue destruida completamente por el incendiario Julio César quien se encargo que se quemaran nada mas ni nada menos que 400.000 tomos.

Fray Tomás de Torquemada, el inquisidor general de Castilla y Aragón y presidente del Consejo Supremo del Santo Oficio, fue un incendiario muy famoso quien se dedico con alma y vida a la quema de herejes durante la Inquisición española.

La ejecución mediante la hoguera tenía por objeto purificar el cuerpo y el alma del hereje para poder extirpar el mal en forma segura, profunda y definitiva. 

Juan Antonio Llorente, quien fue secretario general de la Inquisición revela que: "durante el mandato de Torquemada fueron quemadas más de 10 mil personas y otras 27 mil sufrieron penas infamantes". 

Como tarea complementaria, Torquemada, se dedicaba en sus tiempos libres a la quema de libros en su monasterio de San Esteban de Salamanca.

El cardenal Francisco Jiménez de Cisneros había quemado en España, más de un millón de libros durante su campaña para convertir al cristianismo a los moros de Granada.
El 12 de agosto de 1553, el papa incendiario Julio III, decretó confiscar y quemar todos los ejemplares del Talmud en todas las ciudades de Italia. Su ejecución fue realizada en forma escrupulosa durante la festividad de Rosh Hashana, el 9 de septiembre de 1553.

El escritor Heinrich Heine escribió en 1821 en su conocida tragedia Almansor:
"Dort, wo man Bücher verbrennt, verbrennt man am Ende auch Menschen".
"Ahí donde se queman libros se acaba quemando también seres humanos".

El 10 de mayo de 1933, a pocos meses de la asunción al poder de Adolf Hitler se consumían por el fuego nazi los primeros ejemplares literarios frente a la Universidad Friedrich-Wilhelm de Berlín. Los jóvenes nacionalsocialistas conducidos por Joseph Goebbels, ministro de Propaganda de Hitler, fueron los locos incendiarios de turno. 

Cuando Sigmund Freud se entera que sus libros habían sido quemados, se lamenta con cierto dejo de optimismo: "¡Cuanto ha avanzado el mundo: en la edad media me habrían quemado a mí!". Lamentablemente, poco tiempo después los locos nazis incendiarios pasaron de incinerar libros a quemar seres humanos.

En 1966, el recordado John Lennon declara que los Beatles "eran más populares que Jesucristo"-"We're more popular than Jesús now". Muchos locos incendiarios que vivían en el "Cinturón Bíblico" o "Bible Belt"de los Estados Unidos desataron una descomunal quema en autenticas hogueras de sus populares discos en protesta por su inapropiado desatino verbal. 

En Chile y después del golpe de Estado del 11 de setiembre de 1973, el dictador Augusto Pinochet y sus incendiarios militares chilenos secuestraron e incendiaron miles de obras literarias con temáticas "no políticamente correctas".
El 29 de abril de 1976, el incendiario Comandante del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, ordenó la mayor quema de libros de la dictadura militar en la ciudad de Córdoba, Argentina. "De la misma manera que destruimos por el fuego la documentación perniciosa que afecta al intelecto y nuestra manera de ser cristiana, serán destruidos los enemigos del alma argentina".

En el caso del escritor anglo-indio Salman Rushdie, cuyos "Versos Satánicos" publicado en 1988 fueron condenados por el incendiario ayatolá Joimeini de Irán, quien ofreció la recompensa de 3 millones de dólares a cambio de la cabeza del blasfemo escritor que produjo tal blasfemo libro. Por supuesto que hubo protestas multitudinarias y grandes quemas de sus libros en muchas ciudades del mundo.

El Estado Islámico ha quemado vivo al piloto jordano Moaz al Kasasbeh capturado en diciembre tras estrellar su avión de combate en los dominios del califato. A través del primitivo sadismo característico de un video de EI, vimos como el soldado de 26 años, encerrado en una jaula es devorado por las llamas con desgarradora angustia y horribles gritos de sufrimiento.

¿Quien nos podrá liberar de todos estos atroces monstruos  incendiarios?


Dr. Guido Maisuls
Escritor y periodista.
Periodismo de opinión e investigación.

5 de febrero de 2015

Sobre mi identidad judía



(Certezas e incertidumbres)


El fundamento de mi identidad es como me veo yo mismo y no como los demás me perciban, me amen, me acepten, me odien o me rechacen. Reconozco que los enemigos de mi identidad no tienen que ver con el mundo externo sino con mis demonios internos.
Nunca vivencié una amenaza real para mi identidad judía pues esta siempre fue clara, concisa y natural.
Pero, ¿por donde pasa mi identidad judía?
Siempre me he visto como parte de ese pueblo Hebreo saliendo de Egipto ese 15 de Nisán del 2448 o año 1313 antes de la Era Común, que estaba en un gran dilema aguardando con gran temor a orillas del mar, sin saber qué hacer. Si entraban al mar podían ahogarse, si luchaban contra el ejército del Faraón podrían perecer en el combate y si volvían a Egipto deberían continuar en la esclavitud.
De pronto y con gran determinación, irrumpió Najshón, hijo de Aminadav, de la tribu de Iehuda e introdujo un pie en el mar pero este no se abrió, se sumergió hasta su cintura y luego hasta su pecho y el mar lo seguía cubriendo, cuando las aguas alcanzaron su nariz y ya no podía respirar… el mar se abrió y el pueblo con gran regocijo comenzó a cruzar por el sólido y seco lecho rumbo hacia la Libertad.
Siempre me he percibido en el Bunker de la calle Mila 18, Varsovia ese lunes 19 de abril de 1943 cuando Mordejai Anilevich lanza desde su bunker de la calle Mila 18, el levantamiento del Gueto de Varsovia para detener a las tropas nazis que comenzaban la segunda deportación masiva de judíos hacia los campos de la muerte, con poco más de doscientos combatientes judíos muy pobremente armados pero con la firme determinación de luchar contra el asesinato masivo y por la entonces utópica libertad de su pueblo.
Aprendí de mis mayores que en la vida hay que ser un hombre derecho y valiente, que hay que ponerle el pecho a la vida pero también hay que estudiar una carrera, aprender un oficio y ser un idishe mench.
A veces me he sentido como ese pueblo errante que ha sido obligado a dispersarse, a vagar interminablemente por todos los confines del orbe, rechazado y humillado, sin derechos a retornar a su mundo.
Algunas veces me he asumido como Teseo, quien en su desafío de vencer al Minotauro y salir ileso del peligro solo contaba con la ayuda del ovillo de hilo de su amada Ariadna para hallar el camino de salida del sombrío Laberinto.
¿Entonces por donde pasa mi identidad judía?
Otras veces he sido como Ajashverus, el eterno judío errante, que solo desea poder descansar algún día en su Tierra Prometida tan distante.
Otras como el legendario patriarca Jacob, a quien sus hijos llevaron de muy anciano a Egipto para después retornar con el próximo éxodo a su amada Tierra.
Pero también soy un sueño, soy un azar, soy un destino, cuando no se hacía adonde ir y me encuentro perdido, temo no poder encontrar mi verdadero camino.
Me rechaza sobremanera la posibilidad de vivenciar mi identidad como un prisionero de extraños y sombríos conjuros que opaquen la verdadera alegría de vivenciarla como una bendición, como el orgullo de ser.
Mi identidad judía no se construyó desde la eterna y persistente existencia del antisemitismo pues me rechaza la idea de ser una eterna víctima histórica. Opino como Jean-Paul Sartre que el judío auténtico se auto elije a sí mismo judío y no se identifica en la caricatura grotesca que el antisemita pretende mostrarle ya que no se avergüenza ni tiene motivo alguno para avergonzarse de su propia esencia.
Mi identidad judía no se origina del trauma del Holocausto pues me impacta negativamente la posibilidad de quedar atrapado definitivamente en la inevitable maldad del ser humano.
Mi identidad judía no proviene del miedo a la asimilación porque no acepto la desagradable fantasía de ser irremediablemente una especie en extinción como lo fueron los Tyranosaurus rex o los mamuts.
Creo que ser un judío hoy, es una opción de vida, es ser un irremediable rebelde que nade eternamente contra la corriente del conformismo, de la mediocridad, de la corrupción y de la maldad de los hombres.
Es oponerme activamente a las injusticias que percibimos en nuestra rutina cotidiana, es trabajar incansablemente desde mis imperfecciones y debilidades para ser una luz entre las naciones, es atreverme desde mis humildes lugares a hacer de este mundo un lugar realmente digno de ser vivido.
Hoy me siento orgulloso de ser un judío, de pertenecer al ancestral pueblo judío y de ser por mi propia elección parte de ese pueblo judío.
Mi identidad pasa por esa plegaria fundamental del judaísmo, la esencia de la fe monoteísta, la piedra angular de la Torá: "Oye, Israel, el señor es nuestro Dios, el señor es Uno" (שְׁמַע יִשְׂרָאֵל, ה' אֱלֹהֵינוּ, ה' אֶחָד; Shemá Israel, Adonai Eloheinu, Adonai Ejad Deuteronomio 6:4).

Dr. Guido Maisuls
Escritor y periodista.
Periodismo de opinión e investigación.

13 de enero de 2015

¿Dónde esta la Francia que yo amé?




La Libertad, la Igualdad y la Fraternidad

Permítanme hacer una disociación para poder analizar la situación pasada y presente de Francia y aunque la realidad es solo una, a veces hay que separar las aguas para poder llegar al lugar digno que deseamos vivenciar en un  Futuro. 

A modo de reivindicación, hoy rescato las Francia que me inspiraban  profundamente desde mi juventud:

La Francia de la Revolución Francesa

Estoy hablando precisamente de la Francia de la Revolución Francesa, que fue un proceso social y político que se desarrolló en Francia entre 1789 y 1799 cuyas principales consecuencias fueron la abolición de la monarquía absoluta y la proclamación de la Republica para hacer imperar la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad y que luego se expandió a todo el mundo occidental y que aun hoy, gozamos de sus frutos.

La Francia de Emile Zola

La Francia de Emile Zola, que asume la defensa del Caso Dreyfus, causado por la injusta condena del militar judío Alfred Dreyfus y que dividió a la sociedad francesa de la época  y creó un verdadero hito en la historia del antisemitismo en Francia.

En 1898, el escritor francés Emile Zola envía una carta abierta al presidente Faure desde el diario L’Aurore el 13 de enero de 1898 bajo el título de J’Acusse (Yo Acuso) convencido de la inocencia del Capitán Alfred Dreyfus, de ascendencia judía y victima de una falsa acusación de traición a la patria.

Zola publicaba desde el diario LAurore bajo el titulo de: " J´Äccuse…! Yo Acuso…!" un valiente alegato que permite tiempo después esclarecer la inocencia de Dreyfus.

La Francia libre

Dentro de la Francia ocupada por la Alemania Nazi, surgieron diversos grupos de resistencia armada que, utilizando todo tipo de tácticas y trataron de hostigar a los invasores. Tras el desembarco aliado de Normandía en 1944 llevaron operaciones militares en apoyo a los aliados y participaron en la insurrección de Paris que precedió a la liberación de la ciudad. La Francia libre o los Maquis nos dejan un valioso legado en la heroica lucha contra la barbarie de Hitler y de los colaboracionistas franceses del régimen de Vichy en el holocausto de los judíos franceses.  

 La Francia del Mayo de 1968

El Mayo francés o Mayo del 68 significó un emblema de las luchas por una Francia socialmente más justa y en rechazo a la materialista sociedad de consumo. Fue una cadena de protestas que se llevaron a cabo en toda Francia pero especialmente en París en el año 1968, por grupos estudiantiles de izquierda conducido por el legendario Daniel Cohn Bendit a los que posteriormente se unieron unos nueve millones  de obreros industriales y sus respectivos sindicatos. Resultando así la mayor revuelta estudiantil y la máxima huelga general de la historia de Francia.

Pero, lamentablemente esa Francia que yo amé concluye  trágicamente en:

 La Francia islámica

Luego de una intensa y persistente llegada a Francia y a toda Europa de grandes masas de inmigrantes de países árabes y de religión musulmana y con todas las dificultades de integración que tienen en general todos los que se desarraigan de sus hogares originales, se crea un enriquecido caldo de cultivo para el proselitismo fanático del fundamentalismo islámico que con mucho éxito crean en Europa y en Francia en especial, una radicalización sobre todo de los sectores mas marginales y juveniles de inmigrantes, que instalan una pesada atmósfera de anti occidentalismo, de antisemitismo y de intolerancia religiosa, en esa otrora Francia laica y liberal.

En noviembre de 2005 y como era previsible, se producen graves, explosivas y espontáneas revueltas sociales que hacen arder Paris y gran parte de Francia, con tres semanas de disturbios y miles de vehículos y propiedades incendiadas.

Y desde allí se abrieron todas las compuertas al fundamentalismo islámico para gran regocijo de todos aquellos que deliran por ver un mundo uniforme, retrogrado y  primitivo, un mundo sin pluralidad de ideas, un mundo sin diversidad cultural y religiosa, un mundo islamizado.

¿Dónde esta la Francia que yo amé?



 Dr. Guido Maisuls
Escritor y periodista.
Periodismo de opinión e investigación.

9 de enero de 2015

¡El Islam radical no solo ataca en Francia!


¡Je Suis la sinagoga de Kehilat Bnei Torah de la calle Agassi del barrio de Har Nof de Jerusalem!

Jerusalém, martes 18 de noviembre de 2014.
Terroristas palestinos irrumpieron este martes 18 de noviembre de 2014, en la sinagoga de Kehilat Bnei Torah de la calle Agassi del barrio de Har Nof de Jerusalem, con pistolas, hachas y puñales y atacaron a indefensos e inocentes fieles judíos que estaban rezando.
Los creyentes estaban rezando envueltos en sus tradicionales taledos (talit) y filacterias (tefilin) cuando fueron vilmente atacados. Cinco personas fueron asesinadas y otras seis resultaron heridas sin ningún sentido lógico y razonable.
Muchísimos palestinos festejaron las muertes con gran alegría la noticia repartiendo golosinas y con disparos al aire.
Los movimientos islámicos palestinos Hamás y Yihad Islámica aplaudieron con gran alegría el ataque: “Bendecimos la operación en Jerusalén y apreciamos el heroísmo de quienes la llevaron a cabo”.
Todos nosotros, quienes aborrecemos tanto despliegue innecesario de odio, de maldad y de muerte nos oponemos decididamente a esta y a todas las culturas de la muerte que se niegan miserablemente a la razón, a la lógica, a lo humano y a la vida misma.
¡Que cada conciencia humana saque sus propias conclusiones!
¡Je Suis Charlie!
¡Je Suis la sinagoga de Kehilat Bnei Torah de la calle Agassi del barrio de Har Nof de Jerusalem!


Dr. Guido Maisuls
Escritor y periodista.
Periodismo de opinión e investigación.